USTEDES PUEDEN AYUDAR A SU HIJO EN SUS ESTUDIOS

1. Procurando que descanse el tiempo necesario.
2. Aconsejándole una buena organización y planificación del tiempo de estudio.
3. Ofreciéndole su colaboración, pero sin suplantar su trabajo.
4. Creando un clima familiar afectivo y motivador y no ocultando al tutor la información que deba conocer.
5. Elogiando sus éxitos y logros y valorando positivamente sus esfuerzos y cualidades, aceptando incondicionalmente sus limitaciones y defectos.
6. Tratando a cada hijo/a según su modo de ser. NO comparando nunca los éxitos o fracasos de un hijo/a con los éxitos o fracasos de otros miembros de la familia.
7. Proponiéndoles metas y esfuerzos posibles y realistas.
8. Preocupándose de él como persona, no sólo como estudiante, y para ello, debe criticar o corregir los fallos o errores de su hijo, pero nunca de su persona.
9. Evitando proyectar sobre su hijo sus propios temores y ansiedades.
10. No queriendo compensar sus fracasos con los éxitos de sus hijos.
11. Teniendo una visión positiva de la vida, de las personas, de su hijo.
12. Quitando hierro a los problemas familiares o personales.
13. Orientándole, nunca imponiendo, en cada una de las opciones que su hijo/a deba hacer a lo largo de su vida académica y respetando las decisiones que tome su hijo/a después de haberles consultado.
14. Valorando, ante, sobre y por encima de todo, la FELICIDAD DE SU HIJO/A que no quiere decir que se le consientan todos los caprichos ni que por sr su hijo/a lleve siempre la razón.